África tiene lugares sorprendentes para visitar, entre los que se encuentran no solo imponentes sabanas y montañas, sino también algunos poblados tranquilos, repletos de comercios con el souvenir que mejor se adapte a tu experiencia. Hoy, hablaremos de algunos de los pueblos más hermosos de África:

Sidi Bou Said, Túnez

Si en tu viaje a Túnez quieres visitar un pueblo encantado,  tienes a  Sidi Bou como primer candidato; es un pueblo costero situado a unos 20 km de la ciudad de Túnez, es un lugar romántico e inspirador y probablemente es el pueblo más bonito de esta parte del territorio africano, reúne la esencia de un típico pueblo mediterráneo, a imagen y semejanza de los pueblos de las islas griegas. Si eres aficionado a la fotografía, podrás disfrutar buscando hacer las mejores instantáneas que reflejen el encanto de este pueblo tan bonito.

 

Matmata, pueblo bajotierra, Túnez

De Acarvin de Wikipedia en inglés - Photographed by Andy Carvin, CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1238188

De Acarvin de Wikipedia en inglés – Photographed by Andy Carvin, CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1238188

Es un lugar sorprendente y de lo más curioso, queda situado en el suroeste de Túnez, a 600 metros de altitud en lo alto de una colina, es un gran atractivo turístico por sus famosas “casas trogloditas”. Esta construcción era excelente para defenderse de los enemigos, esto se debía a que las habitaciones no eran visibles desde el exterior porque se ventilaban a través del patio central y, como dato curioso te podemos comentar que se dio a conocer al mundo gracias a la película La Guerra de la Galaxias donde George Lucas filmó algunos exteriores del planeta ficticio Tatooine. En la actualidad, muchos de estos hogares cuentan con electricidad y mejoras, aunque intentan conservarse en su estado original.

 

Assilah, la costa blanca, Marruecos

Imagen de <a href="https://pixabay.com/es/users/manusama-8210093/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=3316017">manusama</a> en <a href="https://pixabay.com/es/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=3316017">Pixabay</a>

Imagen de manusama en Pixabay

Es una pequeña población de pescadores ubicada en la costa de Marruecos, al suroeste de Tánger. En este pueblo, se pueden apreciar unas inigualables vistas a las playas atlánticas, de dunas de arena blanca y escasa vegetación. Es un lugar ideal para relajarse, con ese toque bohemio y acogedor de cada uno de sus rincones. Su sencillez habla por si misma, su plaza central acoge su mezquita y da acceso a las concurridas calles llenas de tiendas y pequeñas galerías de artistas bohemios dedicados a la pintura o artesanía local.

 

Chefchaouen, la ciudad azulada, Marruecos

Imagen de <a href="https://pixabay.com/es/users/manusama-8210093/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=3316021">manusama</a> en <a href="https://pixabay.com/es/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=3316021">Pixabay</a>

Imagen de manusama en Pixabay

Si quieres conocer un poblado repleto de construcciones azueles, Chefchaouen, escondida en las faldas de las montañas del Rif, con su laberinto de callejuelas es probablemente una de las sorpresas más agradables que deparan los viajes a Marruecos. Para descubrirla, lo mejor que puedes hacer, es dejarte llevar por sus estrechas callejuelas sin rumbo fijo y dejarte seducir por el azul que lo inunda todo y por el olor de sus especias. Chaouen es una ciudad de compras y su zoco está salpicado de tiendas. Todos los elementos de la típica decoración marroquí los encontraras aquí.