Viajar en familia es una experiencia increíble, descubre sus ventajas:

 

Conocerse mejor

Saber cómo piensan nuestros padres, lo que sienten vuestros hijos o lo que le gusta a tus hermanos son algunas de las cosas que descubriréis.

 

Mejorar la comunicación verbal y no verbal

En un viaje de estas características donde pasaréis tanto tiempo juntos, tener una buena comunicación es fundamental.

 

 Poner a prueba nuestra paciencia

Analizar bien lo que vaysmos a decir antes de hablar e intentar comprender los puntos de vista de los demás para tener una convivencia lo más perfecta posible.

 

 Recuerdos para toda la vida

Seguro que pasados los años, en mitad de alguna celebración familiar, recordaréis con una gran sonrisas muchas de las anécdotas de esas vacaciones.

Es la excusa perfecta para futuros encuentros.