Antes que nada debes de entender que el propósito de cualquier seguro es mitigar o eliminar el riesgo, es decir, si existe un riesgo de enfermarte o de tener un accidente, el seguro cubre ese riesgo.

Si crees que tu viaje existe un riesgo de perder tu maleta, pasaporte, que te roben los electrónicos o vas a hacer una actividad extrema como paracaidismo, alpinismo o incluso existe un riesgo de estar en una zona de desastres naturales cómo huracanes o terremotos, el seguro que elijas debe ser capaz de eliminar o cubrir esos riesgos.

Por esto, un seguro médico internacional es algo que tienes que tener cuando viajas.

 

En todos los viajes existen riesgos pero estos riesgos varian dependiendo de cada persona, estilo de viaje y destino.

 

Al final del día, aunque todos los seguros tengan características similares debes de elegir uno que se ajuste a tus necesidades personales y estilo.

Con todo lo anterior expuesto, ¿cómo eliges el mejor seguro médico de viajes internacional?

El principal problema que surge cuando intentas comprar un seguro de viajero internacional es  entender las cláusulas y exclusiones.

No te apures, hay formas sencillas de definir qué es lo que necesitas, comprender las cláusulas y elegir un seguro, de eso se trata este artículo.

Pregunta cuál es tu cobertura de gastos médicos, qué gastos médicos son validos, en qué países es valido, si incluye coberturas adicionales como perdida de equipaje, cómo hacerlas validas… etc.

Aún más importante de saber lo qué incluye es importante saber lo que no y cuándo NO es valido. Sería una mala experiencia ir a una consulta médica creyendo que tu seguro la incluye para después descubrir que no es así. Así que asegúrate de tener por escrito todo lo que NO incluye tu seguro.

Normalmente esta información la puedes preguntar por teléfono a tu banco pero es importante tenerla por escrito, usualmente está en la página web, si no es así, pide en tu banco que te la envíen por correo electrónico.