Una de las partes importantes, si no es que la más, de los viajes es el hospedaje, normalmente este representa el 50% o más de tu gasto y puede hacer que tu estancia sea inolvidable, de una forma buena o mala.

 

Lo primero para saber cómo elegir un buen hotel es definir:

 

Ubicación: Los hoteles más económicos normalmente se encontrarán en los lugares más alejados de la zona turística.

Desayuno: Aquí depende de muchos factores a considerar si es que buscas una habitación con desayuno incluido o no. El primero es el país en donde vas a viajar, diferentes países, diferentes comidas y el desayuno es quizá la parte más contrastante de todas ellas.

Restaurante: Si tu hotel está a las afueras, por que quisiste ahorrarte un poco de dinero, entonces al menos asegúrate que tenga un buen restaurante para cenar o comer.

Wi-Fi Gratis: Si tan sólo piensas usar el internet para revisar mails y mandar saludos, puedes omitir este punto.

Tamaño de la habitación: Son contadas las ocasiones en donde un hotel barato se traduce en una habitación grande, podrá tener una limpieza excepcional, un desayuno increíble, estar en una zona inmejorable pero lo más probable es que si está barato es por que tu habitación va a ser pequeña, muy pequeña.

Trato del personal: Hay hoteles en donde jamás te dirán por favor, gracias o te indicarán donde está el elevador. Para muchas personas esto juega un papel decisivo en si hospedarse ahí o no, en lo personal me da igual.

 

Saber como elegir un buen hotel no es algo sencillo, de hecho en ocasiones tardo hasta 2 o 3 horas tan sólo en elegir el hotel de un solo destino, pero esto es por que realmente el hotel donde te hospedas hace toda la diferencia entre si tendrás unas buenas vacaciones o no.

 

Aquí te recomendamos los mejores hoteles para disfrutar tu estadía en África.