Cuando apetece hacer una escapada no hay nada peor que estar encerrado, ocupado o con excusas atrapadas en la boca que no nos permiten realizar ese viaje que tanto esperamos hacer.

Y, aunque suene un tanto imposible, si es posible sobrellevar las ganas de viajar sin salir de casa. Por lo que hemos creado una lista de ideas que te servirán de mucho esos días en los que no paras de mirar fotografías de viajes.

Así que presta atención y pon en práctica lo que te enseñaremos a continuación:

 

Anticipar una aventura

Planificar el próximo viaje sin salir de casa puede ser tan intenso como visitar el destino en sí.

Y, aunque en ese preciso momento no sea posible fijar unas fechas concretas, sí puedes empezar trazando el itinerario ideal, con las actividades y destinos que te apetezcan.

 

Actualizar tu lista de deseos de viajes

Si deseas conocer el mundo y hacer cosas en la vida, conviene anotarlo todo en una lista de lugares a los que quieres viajar y actividades que anhelas probar.

 

Viajar con la mente

Hay libros de aventuras, guías de viajes, música, cine e incluso canales de TV internacional que pueden servirnos para esto. O viajar con el estómago cocinando alguna receta extranjera en casa. En otras palabras, viajar con la mente puede ser tan reconfortante como los viajes físicos.

 

Aprender algo nuevo

Es buena idea intentar aprender algo del idioma del próximo destino al que se desea viajar; o apuntarse a clases en línea para aprender algo nuevo. El arte es un buen ejemplo.

Crear arte también nos obliga a ver el mundo desde una perspectiva diferente. Y eso es precisamente lo que deberíamos experimentar en un buen viaje.

 

Atrévete a experimentar otras formas de viajar, esta vez con la mente y no con el cuerpo.