Tras informar a tu seguro de viaje sobre el robo que has sufrido, ellos te llaman y te ayudan a realizar todos los trámites mencionados anteriormente asegurándose de que todo está bajo control. Si no has podido bloquear tus tarjetas, ellos se encargan. Lo mismo sucede si por problemas de pasaporte no puedes volar.

Así que, al momento de viajar, sé precavido y contrata un buen seguro de viajae que te cubre todas tus necesidades.