El primer consejo que te daremos antes de iniciar nuestra lista es que al pensar en África, no lo hagas pensando en una sola cosa, porque estamos hablando de un continente de 30,37 millones km² donde viven 1.320.000.000 personas, por lo que englobar esto en una sola palabra… resulta algo complicado.

Deberás olvidar todas tus ideas preconcebidas sobre el continente y esperar a que te sorprenda.

 

No intentes entender todo lo que ves

«¿cómo es posible que hagan esto?» «¿por qué no hacen esto otro?». Son preguntas que probablemente se nos vengan a la cabeza al visitar lugares muy diferentes culturalmente.

En esos momentos, piensa que tú ves el mundo según tus aprendizajes y lo que es lógico para ti no tiene por qué serlo para otros. La verdad no la tiene nadie.

 

No te quedes sólo con la visión del turista

Al viajar siempre debemos tomar en cuenta que nos hace falta mucha información como para crear un concepto lo suficientemente fuerte del lugar que hemos visitado. Esto sucede en cualquier lugar donde vayamos, sobre todo en los países con menos desarrollo donde la vida del turista es una y la de la gente local otra muy distinta.

 

Relaciónate con con gente local

Viajar es una de las actividades más enriquecedoras para una persona, así que no tengas miedo de enriquecerte compartiendo experiencias y pensamientos con personas locales.

 

Adáptate

Si tienes la capacidad de viajar a otro país tienes que ser capaz de abrir la mente todo lo necesario como para (sin dejar de lado tus valores) poder adaptarte a las costumbre del lugar donde estás, lo estás haciendo bien.