Un safari en África significa,  vivir intensamente un viaje a destinos donde se avistan una flora y fauna sin igual, Conservar el recuerdo de momentos tan extraordinarios es crucial.

Y, a pesar de que ninguna fotografía podrá representar la emoción y el asombro de encontrarse con un animal salvaje o las sensaciones vividas mirando los paisajes naturales del continente africano.  Fotografiar los animales salvajes, podría ser una experiencia increíble para cualquier fotógrafo aficionado.

En el post de hoy, desde One Only, te queremos ofrecer algunos consejos para afrontar un safari fotográfico con éxito.

 

El equipo adecuado 

¿Es necesario gastar mucho dinero en nuestra cámara y objetivo para hacer buenas fotografías durante un safari?

Si vas a hacer fotografías de animales en libertad, normalmente estarán lejos de donde te encuentres, y estarán en constante movimiento. Esto exige contar con un buen teleobjetivo que permita acercar la imagen, y una cámara de fotos que te de la opción de hacer fotografías a rápida velocidad.

No querrás fallar a la hora de sacar la foto por estar cambiando de lentes justo cuando el león vaya a entrar a matar.

Pero pues, hacer buenas fotos no sólo requiere de una buena cámara, sino también, y en una medida muy importante, de tener conocimientos de fotografía, composición y cierta sensibilidad artística.

 

La luz es la calve de todo

No importa lo caro que sea tu equipo, sin buena luz tus fotos serán planas y aburridas. La luz adecuada hace que una foto normal sea excepcional. Los momentos mejores para fotografiar en un safari es temprano en la mañana o durante el atardecer.

 

Paciencia

Para conseguir imágenes espectaculares, tienes que pasar tiempo observando a los animales. Con el tiempo, podrás entender mejor sus conductas y relaciones.

 

Viaja con un profesional

Ahorrar dinero e intentar organizar un safari por tu cuenta suena bastante tentador, pero vale la pena gastar un poco más para ir acompañado de profesionales en tus rutas.

Un buen guía cuenta con el conocimiento y la experiencia con la vida silvestre para asegurarte que estarás en el lugar adecuado en el momento adecuado para conseguir imágenes impresionantes. Emprender un viaje solo o con un operador inexperto puede hacer que pierdas oportunidades y saques fotos mediocres.

 

Accesorios útiles

 

  • Trípode o monopie: Tener en tu maleta un trípode compacto. Este objeto debe estar en la maleta que facturas, nunca en el equipaje de mano. Sinceramente durante un safari tal vez lo uses poco. Pero siempre es útil para los viajes fotográficos (nunca se sabe).
  • Tarjetas de memoria: En este tipo de viajes se hacen muchísimas fotografías. No corras el riesgo de quedarte sin espacio en la memoria, lleva contigo muchas tarjetas de distintas dimensiones, por ejemplo: de 8gb- 12gb- 16gb. Considerablemente que podrían romperse. Mayor es su capacidad, más fotos de pierden en caso de romperse.
  • Kit de limpieza: Cabe decir que no tienes que enloquecer con el tema de limpiar tu cámara durante el viaje. Es fundamental tener un par de paños de microfibra y una perilla de aire.