Para dar la vuelta al mundo o a tu país necesitas decisión e inventiva, no una fortuna.

 

-Ahorra. Si administras adecuadamente tus ingresos podrás designar 10% de lo que percibes cada mes.

-Anticípate. Si viajar está en tu top tres de vida, realmente tendrás que darle prioridad, de lo contrario siempre habrá un pretexto para posponer el viaje.

– Busca un trabajo temporal. Niñera, bartender, maestro de español, paseador de perros, incluso cantar o tocar en la calle, si tienes habilidades, son opciones para solventar los gastos básicos durante tu viaje.