Cuando decidimos hacer un safari, una de las opciones planteadas es la de ir de acampada, y ahí surgen las dudas, temores, etc.

Hoy te daremos algunos consejos de cómo hacer de está modalidad de viaje y hospedaje, una experiencia inolvidable y cómoda en su desarrollo.

¿Se puede acampar en cualquier lugar?

Lo primero que debemos tomar en cuenta es que  hacer vivac o acampada libre no está permitido y no es seguro en todos los países. Además, algunos países están muy poblados, sobre todo cerca de las carreteras de algunos poblados, lo que hace encontrar un hueco escondido para plantar su tienda muy difícil.

Existen zonas de acampada públicas (del Gobierno) y privadas. En un safari suele ser habitual intercalar ambas modalidades.

Por lo tanto, es recomendable averiguar en qué zonas está permitido hacerlo.

En las páginas de los países puedes encontrar información más detallada sobre la acampada salvaje y la acampada libre en la región escogida. 

 

¿Cómo elegir el lugar para acampar?

Una vez tengas la información pertinente sobre los lugares permitidos para hacer acampada libre, es importante que escojas un sitio cómodo en el cual instalar tu tienda.

Nuestras recomendaciones son:

  • Elegir un sitio plano y seco, algo alejado de ríos y rieras, con algo de hierba mejor, para evitar los lugares cuencos donde se podría acumular el agua en caso de lluvia.
  • Empezar a buscar un lugar para dormir una hora antes de la puesta de sol.
  • Te debes informar de antemano de la presencia de animales salvajes peligrosos preguntando a los locales.
  • Tener cuidado de ver si puedes encontrar huellas de neumáticos o de animales.
  • Asegurar la limpieza del lugar. Un montón de basura suele ser una indicación de que tu campo es un lugar de encuentro popular y que no estás necesariamente solo por la noche.