Nos referimos al Desierto de Namib, cuya formación data de hace unos 65 millones de años. Para que te ubiques un poco, más o menos la misma época en la que se extinguieron los dinosaurios. El Desierto Namib, cuyo nombre significa “enorme”, es también uno de los más hermosos de África. Con más de 2.000 Km de largo, y un tamaño similar al de Suiza, se trata del único desierto costero del mundo.

El desierto del Namib es un importante desierto de África que se extiende a lo largo de la costa de Namibia, entre el río Orange, que marca la frontera con la República de Sudáfrica, al sur, y el río Kunene, entre Namibia y Angola, al norte.

Sus impresionantes dunas, que se extienden hasta el mar, son también las más altas del mundo. El fuerte oleaje y los vientos en ciertas zonas de la costa, así como bancos de niebla, convirtieron a Namibia en la ahora famosa “Costa de los Esqueletos”, debido a los innumerables naufragios que han tenido lugar en sus costas.