Viajar a Etiopía es adentrarte al África más antigua y desconocida, a un país cuyos rincones guardan misterios, una rica historia y  espléndida fauna, ¡Y, esto es lo que vuelve a Etiopía un destino único!.

Los motivos para viajar a este rincón del continente africano nunca terminan, principalmente porque es un lugar de La Tierra de enorme relevancia en la historia de los seres humanos. Pero desde Only One, hemos preparado una lista especial para ti y tu instinto aventurero, capaz de ofrecerte las razones más relevantes que te convencerán de viajar a Etiopía.

 

Acercarte a la cuna de la humanidad

Etiopía se considera el origen de los primeros asentamientos de la humanidad, destacando el descubrimiento paleontológico en 1974 de “Lucy”, ¡considerada la primera mujer del mundo! y, en 2006 de “Selam” ¡el primer homínido infantil!.

¡La evidencia humana más antigua jamás encontrada!. Imagina poder desenterrar a tus antepasados en solo un viaje. Increíble ¿Cierto?.

 

Una tierra auténtica

La riqueza de Etiopía reside también en la diversidad de su patrimonio geográfico e histórico.

De hecho, Etiopía es el país africano con mayor número de monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En él, podemos encontrar n las regiones desérticas y cálidas como la de los somalíes o el desierto de Danakil. Regiones montañosas y frescas como Lalibela o las montañas de Simen. Regiones llanas y verdes como los valles del Tekezé o del Nilo Azul.  Increíbles especies endémicas de fauna y flora, e innumerables pruebas del impresionante interés por la cultura religiosa en el país, como lo son las maravillosas y enigmáticas iglesias excavadas en la piedra de Lalibela, consideradas la octava maravilla del mundo.

Esta diversidad no dejará de deleitarte al aprender a comprender su identidad común, por encima de las disparidades regionales.

 

Es un país abierto, multilingüe y de gran diversidad religiosa y cultural

Los etíopes se caracterizan por su extraordinaria amabilidad y facilidad para acoger con suma cordialidad y respeto a todos sus visitantes. Esto contribuye a este carácter la garantía de alta seguridad en un país donde los atracos u otros delitos son muy escasos.

Es, también, el segundo país más poblado de África, detrás de Nigeria y sobresale por su pluralidad y tolerancia religiosa con un 60% de la población cristiana (ortodoxos, protestantes y católicos) y un 30% de musulmanes.

Además, la historia multimilenaria de Etiopía conlleva una diversidad y riqueza ampliamente desconocidas, que  hacen gala de una cultura única y atípica en África. Esta identidad se afirma en ámbitos tan diversos como la arquitectura, la música, la gastronomía o las lenguas habladas. En ningún otro lugar del continente se encuentra semejante mosaico cultural.

 

El origen del café

También se dice que Etiopía produce uno de los mejores cafés del mundo y que es aquí donde nació. Es parte de la identidad cultural de los etíopes y tienen un ritual que se repite día a día: ¡toda una ceremonia para mantener viva una tradición heredada de sus antepasados!.

 

La gastronomía, una amplia diversidad

La cocina etíope es una delicia. Diversa y sorprendente, especiada pero no demasiado. La costumbre es que todos los comensales comen del mismo plato y con los dedos. Como postre existe una gran variedad de frutas dulces y maduras y, s u plato más típico es la Injera, consistente en pan fermentado sobre el que se pone carne, pescado, verduras o un espeso puré de lentejas.

 

Viajar a Etiopía representa una experiencia personal interesante

Descubrir este país tan increíble deja la sensación de descubrir en uno mismo algo realmente muy especial. Es estar dispuesto a sobrepasar sus limites, a vivir en condiciones a veces rudimentarias, a encontrar gente muy necesitada y a afrontar lo desconocido. En definitiva, ¡ir al a aventura!

 

En este país hay tantas formas de turismo como se quieran y sin defraudar a los amantes de las emociones fuertes y la desinhibición total.

Atrévete a conocer África junto a Only One, haciendo click aquí.