Libérate de los prejuicios contra el regateo en países extraños, no se están riendo de ti. En los momentos de regateo estás viviendo parte de una cultura extraordinaria.

El arte del regateo se remonta a tiempos anteriores a los del dinero. Es algo parecido a la capacidad de hablar en el ser humano, un elemento intrínseco en nuestras relaciones sociales.

Porque al final, ¿qué es el regateo? Ponerle precio a nuestros deseos, el que nosotros estemos dispuestos a pagar.

El regateo es una costumbre muy arraigada de los países del norte de África, aunque la práctica también se extiende a países del África subsahariana como Kenia, Tanzania o Uganda. El regateo puede ser un placer o un verdadero quebradero de cabeza para el turista, pero en muchas ocasiones, algo inevitable a la hora de comprar.

El consejo es disfrutar y aprender a negociar con la práctica para obtener un mejor precio pero sin duda, el principal objetivo es pasárselo bien.