El precioso Jardín Botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam, o el Jardín Botánico de Pamplemousses (conocido así por estar situado en esta población de la Isla Mauricio), es un auténtico oasis tropical concebido en el siglo XVIII por el botanista Pierre Poivre.

Posee 37 hectáreas en las que crecen cerca de 600 especies de árboles y plantas locales y de otros países como nenúfares gigantes, rosas de Venezuela, flores de loto, laurel de las Antillas, Litchis de la Conchinchina, alcanforero de China, árbol de pan de Filipinas o frutipan, pimienta, teca, caoba, caña de azúcar, mango, mangostán, dátiles, etc… También hay algunos animales por el parque, especialmente ciervos y tortugas.  Esta diversidad lo que lo convierte en uno de los jardines más importantes del mundo.

El estanque de nenúfares es uno de los símbolos del Jardín Botánico de Pamplemousses por su espectacularidad. Cubierto por magníficos nenúfares gigantes de la Amazonía (Victoria amazonica), una planta majestuosa de flores flotantes que pueden alcanzar 1,80 cm de diámetro.

También son muy interesantes los talipots, palmeras de Ceilán con hojas de 3,50 metros de diámetro que florecen solo una vez en su larga vida (50 años), justo antes de su muerte. La espectacular inflorescencia, compuesta de 50 millones de flores pequeñas, alcanza una altura de 6 metros en el árbol, ¡un auténtico espectáculo!

Merece la pena reservar un día o medio para ir a visitarlo ya que será una experiencia única.