Cuando pensamos en el continente africano imaginamos sabanas, playas espectaculares y una naturaleza espectacular, suele ser improbable que pensemos que en lugares como África caigan copos de nieve sobre sus áridos desiertos azotados por la sequía.

Pero un África privada de nieve es una frase poco acertada, ya que, aunque la nieve es un concepto extraño para gran parte del continente, ocurre (ya sea regularmente o como un fenómeno raro) en varios de sus 54 países.

Montañas ecuatoriales nevadas

En el Kenia ‘s Monte de Kenia, Tanzania en el Monte Kilimanjaro ; Las montañas Rwenzori de Uganda y las montañas Semien de Etiopía; las nevadas regulares han creado  picos cubiertos de hielo, aunque la mayoría desaparecen mágicamente.

Pistas de esquí en África

Increíblemente, es posible ponerse esquís y golpear las laderas en África, el primer lugar que mencionaremos queda en Oukaïmeden, en Marruecos, donde los telesillas ofrecen acceso al pico de 10,689 pies / 3,258 metros de Jebel Attar en las montañas del Alto Atlas, este lugar cuenta con seis pistas de descenso, además de pistas para principiantes e intermedios y un área dedicada al trineo.

El pequeño Reino de Lesotho, es el país más frío del continente, la nieve es común, con algunos picos que conservan una capa de nieve durante todo el año. Sin embargo, Afriski Mountain Resort sigue siendo el único destino de esquí en Lesotho.

En Sudáfrica también es posible esquiar, específicamente en las tierras altas del Cabo Oriental, que son el hogar de la estación de esquí de Tiffindell. Las pistas están abiertas para esquiadores y practicantes de snowboard durante todo el invierno del hemisferio sur (junio, julio y agosto). Una academia de esquí ofrece lecciones para principiantes, mientras que un parque de nieve ofrece saltos y rieles para los profesionales.

 

 

África te ofrece miles de oportunidades de sorprenderte.