Los Himba, también conocidos como Ovahimba o Muhimba, junto con los Masai, son una de las tribus más conocidas y fotografiadas de África.

Actualmente esta tribu vive en el desierto de Namibia, especifícamente en la región árida de Kunene y en la región de Kunene al sur de Angola.

Apesar de haber tenido que enfrentar diversos conflictos bélicos a lo largo del tiempo, los Himba han luchado por conservar sus tradiciones, de hecho, hasta hoy en día, siguen siendo un pueblo seminómada y, su economía aún se basa en la ganado, cuyo valor no es solamente económico, sino también social y religioso, ya que el número de cabezas de ganado marca el estatus y la jerarquía social.

Los poblados donde viven son llamados “kraal” y tienen un jefe de la tribu, que es su líder espiritual y quien además toma las decisiones referentes a la comunidad. Son las mujeres las que cuidan el hogar, los niños y los cultivos junto con el ganado; por lo que suele ser extraño conseguir a un hombre al visitar a la tribu.

Sus aldeas están formadas habitualmente por dos o tres familias que comparten las tierras de un mismo poblado, practican, además la poligamia, sin embargo, el máximo de tiempo que un hombre puede pasar con la misma esposa sin atender a otra es dos noches.

 

El culto al cuerpo

Desde, muchachos y niñas tienen un peinado distintivo que irá cambiando en cada etapa de su vida, son indisolubles. Por ejemplo, cuando los hombres contraen matrimonio, el ondumbuun gorro de cuero revela su nuevo estatus de casado, tiene que  permanecer pegado para siempre en la cabeza del esposo.

En cuanto a las mujeres, cuando son niñas se peinan con dos trenzas que dividen su cabeza. En el momento de convertirse en mujeres y buscar marido se hacen un tocado realizado en pieles curtidas.

Las mujeres Himbas también se distinguen por el color rojizo de su piel y sus adornos; para embellecer su piel se untan todo el cuerpo con una una pasta hecha por ellas mismas compuesta por grasa animal y polvo rojizo que consiguen machacando una piedra con alto contenido en hierro.

El fuego tiene un carácter sagrado entre los Himba ya que es el canal para comunicarse con sus antepasados

Costumbres y creencias

  1. Cada niño, antes de nacer, ya tiene su propia canción que le acompañará a lo largo de su vida como símbolo de su identidad
  2. Creen en un sólo Dios, Ndjambi, creador de todas las cosas.
  3. Cuando un hombre fallece se sacrifican con él algunas de sus vacas sagradas con la idea de que las almas de todos ellos se unan.
  4.  Las mujeres, cuando creen que van a quedarse embarazadas se sientan debajo de un árbol y esperan a que les llegue una canción.