La importancia de escoger el lugar y la época para hacer un safari en África

Los mejores países para hacer un safari son los clásicos de Kenia y Tanzania, en el este del continente africano. El número de compañías que hacen tours allí es enorme y las posibilidades son inimaginables.

El tipo de paisaje de sabana del Masai Mara o el Serengeti es ideal para ver animales con más facilidad, dada la escasa vegetación del mismo. Lo negativos en este caso es que hay una cantidad de turistas demasiado alto.

Mientras tanto en el sur de África tenemos a Sudáfrica con el Kruger como máximo emblema o a Botswana con el Delta del Okavango, incluso el Parque Nacional Chobe como mejores recursos naturales (y menos transitados).

No nos olvidamos de Namibia y el Etosha National Park y las grandes infraestructuras de este país.

Por otro lado Uganda, Ruanda, Zimbabwe, Zambia o incluso Swazilandia o Mozambique son países a tener en cuenta para hacer también viajes de naturaleza.

En el caso de Uganda o Ruanda se encuentra además la atractiva posibilidad de combinar un safari corriente con un trekking para salir a buscar a los últimos gorilas de montaña en los montes Virunga, así como ver chimpancés en libertad, una especie extremadamente amenazada hoy día.