Mauricio es una nación insular en el Océano Índico, rodeada de hermosos arrecifes de coral.

Descubre algunos de sus destinos imperdibles:

 

Port-Louis

Fundada en 1735 por el gobernador francés Bertrand-François Mahé de La Bourdonnais, la capital, Port-Louis, situada en el corazón de Isla Mauricio es una ciudad que no debe pasar por alto durante su estancia en este paraíso tropical. Podrá visitar su gran mercado colorido que cautivará a los adictos a las compras y a los amantes de los buenos restaurantes en la costa de Caudan.

 

Mahebourg

Mahebourg es un precioso pueblo que guarda con muchísimo cuidado los tesoros de su museo naval, un edificio con una magnífica arquitectura de la época colonial. Este lugar puede presumir de tener una de las lagunas más hermosas de Mauricio.

 

Blue Bay

Situado en el sureste de Isla Mauricio, este lugar es perfecto para relajarse y nadar. Blue Bay es famoso por sus excursiones para practicar buceo y alberga el único parque marino de la isla. De hecho, los deportes acuáticos están muy extendidos en la isla y son practicados tanto por locales como por vacacionistas.

 

Pamplemousses

La ciudad de Pamplemousses es famosa por albergar uno de los parques más famosos del mundo. El jardín botánico de Pamplemousses fue creado por Pierre Poivre en 1770 y cuenta con una impresionante colección de plantas y árboles tropicales en sus 26 hectáreas. Al pasear por este parque podrás admirar la impresionante fauna local.

 

Souillac

Antiguamente, Souillac era un pueblo de pescadores, aunque años después sus habitantes comenzaron a dedicarse al cultivo de azúcar. El nombre de la ciudad proviene de François de Souillac, uno de los antiguos gobernadores del siglo XVIII. Este pueblo se encuentra a orillas de un mar con fuerte oleaje.