África tiene mucho más que ofrecer que su vida salvaje y sus recursos naturales. El continente alberga una enorme variedad de cosas extremadamente impresionantes que le dejarán boquiabierto. Desde el imponente Kilimanjaro y el famoso Gran Zimbabue, hasta el majestuoso Gran Valle del Rift, el paisaje de África es extremadamente diverso.

Descubre hoy los lugares más impresionantes de África:

 

La Isla de Zanzibar

Se ubica en Tanzania y es uno de los lugares más visitados del continente debido a sus playas doradas y aguas cristalinas, considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por sus paisajes, mezquitas y palacios antiguos.

 

La Isla Mauricio

Sus 165 kilómetros de playa le dan un nombre que le cabe a la perfección: «la isla playa». Cuenta con una verdadera «rareza geológica, donde el terreno cambia de manera abrupta para convertirse en un manto de varios colores, similar al Cerro de los 7 colores de Argentina, pero en el piso.

 

Ciudad del Cabo

Las playas de la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica, además de su famosa Table Mountain, han transformado a este lugar en el principal destino turístico del país. La mejor mezcla entre la esencia africana y las influencias europeas.

 

Las Cataratas Victoria

Representan una de las caídas de agua más espectaculares del mundo. Con una altura de 1700 metros y una profundidad de 108 metros, estas cataratas africanas, duplican la altitud de las cataratas del Niágara.

 

Lago Malawi

Es una de las maravillas naturales más importantes del continente. El lago ocupa el 20% de la superficie del país que lleva el mismo y si bien no tiene salida al mar, bien podría competir con cualquier mar del caribe por la riqueza marina de este agua transparente.

 

Las pirámides de Egipto

En las afuera del Cairo, sobre el desierto de Libia, estas pirámides son uno de los patrimonios de mayor valor arquitectónico, histórico y cultural del mundo. Son la última de las 7 maravillas del mundo antiguo, que aún hoy existen desde hace más de 5 mil años y fueron declaradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

 El Delta de Okavango

Es el delta interior más grande del mundo, posee infinitos canales de agua que cada año se crean con la llegada de las inundaciones. Es conocido como «el río que nunca encuentra el mar» y en sus alrededores, encontramos gigantescos mamíferos como elefantes, leones y leopardos y una gran variedad de aves.  Un safari en el Delta de Okavango es una experiencia mágica.