Después del Masái Mara, Amboseli es el segundo parque más popular de Kenia, ofreciendo excepcionales vistas del monte Kilimanjaro, al otro lado de la frontera, y de sus imponentes elefantes. Estos gigantes gentiles comparten el territorio con la tribu masái, los guardianes de estas tierras, a los que también podrás visitar.

Y es que áridos paisajes extendiéndose indefinidamente hacia el horizonte y vibrantes oasis pantanosos rebosando de vida son las que forman las 40 000 hectáreas del Parque Nacional Amboseli, lo que la vuelve una de las mejores experiencias de observación de la fauna del mundo, con 400 especies de aves, incluyendo aves acuáticas, pelícanos, y 47 tipos de aves rapaces.