A todos nos gusta viajar, descubrir nuevos lugares, culturas distintas y una gastronomía diferente.

Y, África es  protagonista de los destinos más impresioantes con su belleza salvaje, con su gente y costumbres, con sus paisajes privilegiados, con su olor característico y con esa sensación que siempre invade al que acude a ella. Y creemos que no existe nada más beneficioso que conocer este continente en familia.

En este rincón del mundo tus hijos pueden obtener numerosos beneficios de viajar, ¿cómo negarles la oportunidad de expandir sus horizontes?. En este post hablaremos de los múltiples beneficios de viajar a África en familia:

 

Habrá siempre una historia que contar

Acampar en plena naturaleza, hacer excursiones a sitios arqueológicos, conocer un poblado masái; presenciar La Gran Migración, visitar lugares únicos como el Desierto del Kalahari, ríos como el Zambezi y montañas imponentes como el Kilimanjaro son algunos de los grandes encuentros con el crazón de África que le robarán el aliento a ti y a tu familia.

Tanto para los adultos como para los niños, conocer nuevos lugares otorga una oportunidad para iniciar una conversación y tener siempre una historia interesante que compartir.

 

Una nueva oportunidad para aprender

La multiculturalidad que se respira en cada lugar turístico hacen enriquecer el tiempo de estancia en el continente. De esta manera, se podrá trabajar su capacidad de observación y atención, generando conversaciones interesantes que trabajen su pensamiento crítico.

 

La familia que viaja unida, permanece unida

A través de excursiones, visitas y actividades agradables, se generan recuerdos felices y el vínculo se estrecha.