No importa el tiempo que duraste en un lugar, las experiencias que tuviste en él son los que marcan la diferencia. Hay personas que se van por 3 meses y aunque sea el poco el tiempo pueden marcarte sustancialmente.

Si como viajeros nos preguntan, ¿Qué es lo más difícil de viajar? La respuesta sería sencilla, las despedidas.

Forjarás lazos con las personas de forma más rápida y estos serán más profundos, pues sabrás que eventualmente no estarán juntos.

Querrás desconectarte de todo por unos instantes para vivir el momento en el que estás, pues quizás nunca se repita.

Saborearás cada ingrediente de la comida, pues estas consciente que quizás no lo puedas volver a probar en mucho tiempo. Entre otras cosas por extrañar…

 

Pero sin lugar a dudas y a arrepentimientos, viajar y al mismo tiempo extrañar, añaden miles de años más a tu vida.

Es como si la vida y las cosas, personas, lugares que te presenta, te regalara felicidad y bienestar absoluto en el alma. Al hacerte saber que, en la medida que lo permita la memoeria, esos recuerdos siempre estarán contigo.