Al día de hoy existen cientos de diferentes tipos de seguros, el más común o quizás con él que te encuentras familiarizado son con los seguros médicos.

Estos seguros tienen como función el protegerte o al menos cubrir tus gastos médicos en caso de una eventualidad.

Sin embargo estos seguros por lo general tienen una gran limitante: únicamente te cubren estando en el país que lo compraste o el país dónde es tu residencia. 

 

En el momento que sales a otro país estás completamente desprotegido y si te llegará a suceder algo, o requieres de atención de urgencia (cómo un accidente o cirugía), los gastos médicos en los que incurras tendrán que ser pagados por ti.

Aquí es donde entra en juego un seguro médico con cobertura internacional. Un seguro médico internacional se hará cargo de los gastos de esas posibles emergencias mientras estás de viaje en otro país.

Lo interesante de este tipo de seguros es que normalmente no sólo son para gastos médicos, también cubre algunas emergencias como:

-Si fallece un familiar y tienes que regresar a casa.
-Si tuviste que suspender tu viaje de forma inesperada.
-Si te encuentras hospitalizado gravemente y alguien tiene que ir a cuidarte, el seguro pagarán el traslado y hospedaje de esta persona.
-Si eres asaltado y tienes que pagar reposición de pasaporte, tarjetas o tramites legales.
Incluso, algunos seguros de viaje cubrirán si te roban la cámara, celular, tu laptop u otro electrónico que lleves en tu viaje.
-Estas coberturas del seguro internacional las hablaremos más adelante, lo importante es que entiendas que no por tener un seguro médico privado en tu país quiere decir que automáticamente estarás cubierto en otros países.

Parece algo obvio pero he conocido a más de un viajero que no se da cuenta de esto hasta que es demasiado tarde.