Sería absurdo querer convencerte de que para viajar sólo necesitas creer que puedes hacerlo. Sin importar qué tan grande sea tu pasión por viajar, al final del día necesitarás dinero para ello.

Desafortunadamente no existe una cultura financiera adecuada, mucho menos cuando de viajar se trata.

Pero el dinero por sí sólo no logrará nada, es sólo un medio que te permitirá lograr tu sueño de viajar más. Así como un martillo es capaz de ayudarte a construir una casa, el dinero es capaz de ayudarte a lograr tus sueños.

Pero no se trata de la cantidad de martillos que tienes sino cómo los uses para construir lo que deseas.

Así que no te obsesiones con obtener más dinero, sino en aprender sobre su funcionamiento y cómo usarlo a tu favor.

Aprende lentamente, usando una tarjeta que se ajuste a tu estilo de vida y preferencias, una de la que puedas tener control en todo momento.
De esto se trata aprender sobre finanzas personales, acostumbrarte a algo tan sencillo como el uso correcto de una tarjeta de crédito.

Hay mucha información disponible a tu alcance para aprender todo lo que necesitas saber sobre organizar tus finanzas y tus viajes; y si es tu primera vez planeando un viaje quizás tardarás un par de meses e incluso un año en dominar tus finanzas y administrar confiablemente el dinero. Pero lo que importa es que eventualmente lo lograrás.

Decídete en hacerlo realidad, elige el destino, ahorra, aprende a manejar tus finanzas, y comienza a darle forma a tu próximo viaje.