La Navidad en África no es una época de gran consumo como ocurre en otras partes del mundo, pero sí es cierto es que hay países en los que las personas intercambian obsequios. Por ejemplo, en Zimbawe, cuando terminan los actos religiosos, es habitual que la gente salga a la calle para iniciar la verdadera celebración.

Las familias van visitando a sus amigos hasta llegar a casa y en cada parada intercambian regalos y comida con los anfitriones. Una fiesta con un carácter muy comunitario donde nadie celebra en la intimidad del hogar y donde todo el mundo es siempre bienvenido. Por eso, es habitual que las puertas de las casas permanezcan abiertas y se ponga música alta, desde villancicos hasta canciones más populares del momento.

En Sudáfrica también es frecuente hacer regalos entre familiares, pero, además, el día siguiente a la Navidad es conocido como “Día de la Buena Voluntad”, cuando se realizan donaciones de todo tipo, como ropa, juguetes y comida, que se destinan a los más necesitados. Una costumbre que se deriva de la tradición inglesa del “Boxing Day”.