Esta concesión privada está ubicada entre las regiones de Okavango y Chobe; esto hace que se ubique en una de las zonas más vírgenes de Bostsuana.

Esta reserva cuenta con aproximadamente 120.000 hectáreas, albergando una gran cantidad de fauna en un territorio caracterizado por el bosque, el río Linyanty y el canal Savuti. La densidad de elefantes, búfalos, antílopes y jirafas caracteriza la estación seca de este lugar; además, se puede observar al perro salvaje deambulando por la concesión, convirtiendo a la reserva en uno de los mejores lugares para observar a estos cánidos en peligro de extinción.