Este lugar, considerado por muchos como el atisbo a la cuna de la humanidad, es uno de los puntos paleontológicos más importantes del mundo y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Sterkfontein (término en afrikáans para manantial fuerte) es un conjunto de cuevas de piedra caliza de especial interés para los paleoantropólogos, ya que fue en este sitio donde se encontró, en 1924, el célebre cráneo fósil de Taung, perteneciente a un espécimen de australopiteco africano. También se halla el valle de Makapan, donde hay numerosas grutas con vestigios arqueológicos que atestiguan la presencia de un asentamiento humano de 3.300.000 años de antigüedad.

Este atávico lugar posee elementos esenciales para poder determinar el origen y evolución de la humanidad, los fósiles que se han encontrado en su zona han permitido identificar varios especímenes de los primeros homínidos, ellos constituyen una vasta reserva de datos científicos de alcance universal y un gran potencial , ligado a la historia de los períodos más antiguos de la humanidad.

Las excavaciones en estas cuevas continúan hasta hoy y se han hallado 500 homínidos aproximadamente, haciendo de Sterkfontein el sitio arqueológico más rico en homínidos tempranos del mundo.

Ubicación