Viajar es una experiencia increíble que puede abrirte los ojos a nuevas culturas y formas de vida. Pero si no te preparas, también puede ser estresante y agotador. Afortunadamente, hay algunas cosas que puede hacer para facilitar el proceso. Aquí tienes cinco consejos para empezar:

 

  1. Conoce la normativa: Asegúrate de conocer la normativa y de tener el correspondiente visado (si es necesario). Comprueba también que tu pasaporte sea válido hasta al menos seis meses después de tu fecha de retorno, ya que muchos países exigen esto.
  2. Opta por lo local: Te permitirá mantenerte en contacto con amigos (locales), llamar taxis y buscar en internet sin preocuparte por las tarifas de itinerancia o wifi.
  3. Investiga: Asegúrate de buscar información antes de partir. Casi todas las ciudades, incluso las más pequeñas, tienen un sitio web local que relaciona los eventos locales de los siguientes meses.
  4. Lleva algo de efectivo: No querrás terminar en el peor de los casos sin poder pagar comida, transporte o alojamiento por no haber cerca un cajero automático, así que asegúrate de llevar suficiente dinero en efectivo antes de partir.
  5. Mantén la conexión: Ya sabes, cuando la batería del teléfono está al cuatro cien durante una conversación que podría cambiar toda tu vida, y empiezas a escribir más rápido y más rápido para decir todo lo que querías decir antes de que el teléfono se apague del todo.