Hacer la mochila o maleta es el símbolo de la partida y de ello dependerá buena parte del éxito del viaje.

Así que hoy, desde Only One, hemos preparado una lista de consejos para hacer tu mochila ideal.

 

Elegir bien la mochila

Lo principal es la calidad: además del peso, de la forma y del tamaño que dependerán del tipo de viaje.

Antes de comprarla, conviene chequear la mochila comprobar que el tejido sea resistente en la base y la parte delantera y que las costuras interiores estén forradas para evitar el desgaste. Es muy importante el recubrimiento resistente a las inclemencias.

 

Adaptar la mochila a nuestro tipo de viaje

Desde un punto de vista más fisiológico, el peso total de la mochila no debería superar el 15-20% del propio peso, es decir, 12 kg máximo si uno pesa 60 kg.

Así que si eres mochilero, o simplemente armarás tus maletas y luego las dejarás en el hotel para ir a pasear, necesitas tomar en cuanta qué tipo de viaje realizarás y cómo te desplazarás de un destino a otro.

 

Cómo “hacer la mochila”

Además de la distribución del peso, no hay que olvidar que el aspecto funcional de la organización de la mochila es primordial. ¿Cuáles son los objetos que uno va a utilizar primero?.

 

Complementos de la mochila

La bolsa en bandolera, la bolsa-cinturón, la riñonera o el portadocumentos pueden ser complementos muy prácticos.

 

El contenido de la mochila

El contenido de la mochila es tan importante como su organización. De su contenido dependerá la manera de desplazarse y viceversa. Entre los elementos imprescindibles destacamos tres: calzado, material informático y bolsas plegables.