No importa si es en viajes en grupo o en solitario – nos cambia. ¿Pero viajar mejora realmente nuestras vidas?…

Sí, y tw comentamos en qué aspectos:

 

-Aprendemos casi a diario, este proceso de aprendizaje – no sólo sobre nuevos hechos y cifras, sino también aprendemos de desarrollo intelectual – se acelera mientras viajamos. Es imposible salir de casa y no volver con algo nuevo, ya sea de un mercado, en un museo, o hablando con nuevos amigos.

-Los viajes nos ayudan a moderar aspectos negativos de nuestra personalidad. Nos hace más pacientes y tolerantes. Es difícil no mejorar en estas áreas cuando se viaja: retrasos, posesiones perdidas y otros frustraciones de viaje nos enseñan a frenar y relajarse.

-Viajando, vemos innumerables ejemplos de buenos actos y genuina bondad de meros desconocidos. Realmente al dejar atrás las preocupaciones diarias, nos preocupamos más por el resto y ayudamos más fácilmente.

– Visitar nuevos lugares nos ayuda a conquistar estos miedos, a ser más confiados con nosotros mismos.

-Sí, es cierto, viajar nos ayuda a ser personas más saludables. Los estudios han demostrado toda una serie de beneficios, incluyendo un menor riesgo de enfermedad cardíaca y muerte coronaria en las personas que toman vacaciones anuales.

 

Los viajes no tienen que ser largos o costosos para que puedas realizar beneficios de salud, el simple acto de tomar tiempo libre y salir de casa, incluso en un viaje corto, produce grandes beneficios.