Aunque la experiencia de hacer un viaje en solitario te llama muchísimo la atención, la decisión de hacerlo o no dependerá finalmente de varios factores como pueden ser tu presupuesto, la disponibilidad de fechas o las motivaciones y expectativas que tienes puestas en el destino al que quieres ir.

 

Ventajas y desventajas

-Gozarás de independencia absoluta para planificar según tus gustos haciendo todo aquello que te apetezca sin tener que adaptarte a otras personas. Tendrás pleno control de dónde y cuánto tiempo quieres estar.

-Probablemente la parte más positiva es que aumentará de manera considerable tu confianza y autoestima. Al final del viaje sabrás si eres capaz de enfrentarte a los contratiempos por tu propia cuenta.

-En caso de cometer algún error y que las cosas no salgan como se esperaba, no tendrás la presión de haber fastidiado los planes a nadie ni rendir cuentas por ello.

 

-Uno de los aspectos más negativos de viajar sólo es el tema económico. Lo mires por donde lo mires las vacaciones te saldrán mucho más caras. Restaurantes, transporte, hoteles, comida…. Normalmente los descuentos y ofertas que puedas encontrar están destinadas a grupos.

-Si eres una persona que tiende a aburrirse con facilidad, este tipo de experiencia no es para ti. Al principio puede que lo lleves bien, pero al no tener compañía, si es una viaje largo se te acabará haciendo pesado ya que tendrás muchos momentos de soledad.