El día de Navidad también se cantan villancicos en África, tanto en las regiones del norte como en las del sur. Y es que en el continente viven 350 millones de cristianos. Por ejemplo, en el Congo hay muchas personas y grupos de cantantes de villancicos que van caminando por toda la aldea mientras cantan. Después se arreglan y acuden a la iglesia para hacer sus ofrendas. Una vez concluido el culto, se invita a los amigos para organizar una cena en casa.

En Ghana también se cantan villancicos por la calle y las casas se decoran desde la primera semana de Adviento, aunque también es el momento en el que se cosecha el cacao, lo que supone una época de prosperidad.

Por su parte, en el Congo, donde el 80% de la población es cristiana, se realizan eventos musicales en los que participan hasta seis coros. Después se hacen obras de teatro en las que se recrean escenas de la Biblia, tanto del Génesis como del Nacimiento de Jesús, lo que suele tener lugar hacia la medianoche. Por lo general, las obras terminan sobre la 1 de la madrugada, pero la música en muchos casos no cesa hasta el amanecer. A las 9 de la mañana vuelven a reunirse en la iglesia para la misa de Navidad, donde cantan y tocan instrumentos. Además, se suelen preparar comidas especiales que no se toman habitualmente en otros momentos del año.